chemi-foto-Twitter

En Twitter @chemif1

En una tarde tonta de aquel lejano 2003 un niño estaba viendo la televisión y llegó a una cadena que estaba retransmitiendo una carrera de coches, de F1 concretamente, y sin tener nada mejor que hacer, se sentó a verla. Lo que sucedió a continuación de ahí le dejó helado, atraído y sobre todo muy seducido. Aquel era un GP de Brasil y ese niño de 10 años era yo, José Miguel Calavia.

Sin entender bien al comienzo lo que era aquel extraño deporte de monoplazas, me fui quedando día a días más prendado, y GP tras GP, mes tras mes, temporada tras temporada mi amor por ese deporte no paró de crecer. Hasta llegar a lo que soy hoy, un loco de la F1 que además de disfrutar de cada evento, calificación o emisión de lo que quiera que sea mata el tiempo como análista numérico en la caranddriverTheF1.com, se ilusiona en cada meeting de Karting en el que tiene que analizar los datos en la escudería Karting Land para mejorar el rendimiento y ayudar a los niños a alcanzar el sueño de ser un campeón y sobre todo, que ama la F1 como el primer día, como aquella tarde tonta de 2003.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »